Menu

Blog y Reportajes. No pierdas detalles.

NO ES PACO MARTÍNEZ SORIA

Por Álvaro Acevedo / Foto: FTL

Apenas horas antes de que la represión del ejército bolivariano le costara la vida a decenas de personas en distintas ciudades de Venezuela, María Vanessa Angustia Gómez, la senadora del grupo parlamentario En Marea-Podemos, el partido que mantuvo sospechosas conexiones con el Gobierno de Hugo Chávez, y que ahora defiende hasta límites indecentes el de su sucesor, Nicolás Maduro, hablaba de la “violencia” de las corridas y de los toros “asesinados” en las plazas. Lo hacía con un tono de odio y desprecio, y con una agresividad en el rictus sólo posible cuando lo que se tiene enfrente es el enemigo.

Y el enemigo, representado en la figura de un hombre cabal, Victorino Martín, es para ella la tauromaquia, como lo es también la caza, la pesca, el circo con animales, el plato de jamón ibérico, la tarrina de caracoles o la morcilla de Burgos. Un chef vegano ya elabora morcilla con sangre humana como alternativa a la matanza del cerdo, e incluso baraja la posibilidad de utilizar para ello sangre menstrual, supongo que para darle un toque de sabor a molusco. Tal plato de autor, bajo el glorioso lema “Tú y tu morcilla”, hará furor en los restaurantes de las grandes ciudades, sobre todo cuando no queden pueblos a los que acudir para comer perdices salvajes en escabeche o cola de toro de lidia. Os reís, pero todo es cierto.

La intervención de Victorino en el Senado fue casi impecable desde un punto de vista intelectual, basada en la defensa de los valores culturales, la relevancia económica y los beneficios medioambientales de la tauromaquia. Su exposición, aunque demasiado moderada en el tono, fue serena y convincente, mas encontró una lamentable respuesta por parte de los senadores. Tan lamentable, por cierto, como previsible, y en este punto me asalta una duda. ¿Es conveniente presentarse donde uno va a ser observado con ira, desprecio o indiferencia? ¿Merece la pena elaborar un discurso brillante y exponerlo delante de semejante tropa?

En general, se miró al presidente de la FTL como a un ser trasnochado recién llegado del terruño, una especie de Paco Martínez Soria del siglo XXI al que, en el mejor de los casos, había que tratar con amabilidad y despachar con rapidez. Daba asco la imaginaria superioridad intelectual, y en el caso de la senadora de Podemos, incluso moral, con la que algunos se dirigieron a un señor licenciado en Veterinaria y responsable de una de las ganaderías más importantes de la historia de la Fiesta, que llegó al Senado para hacerles ver a sus señorías todo lo que está en juego si desaparece el toro de lidia.

Fue inútil. Hubo quien se limitó a darle la bienvenida, sin siquiera dignarse a valorar su exposición; y hubo quien tuvo la desfachatez de recordarle que la tauromaquia no debía politizarse, cuando precisamente han sido ellos, los políticos, los que han hecho uso y abuso de la misma, casi siempre con afanes recaudatorios y/o ideológicos. Y al hilo de ello, fue curioso que no interviniera nadie de Ciudadanos, el partido de aquel Albert Ribera que salió a hombros de la Monumental de Barcelona junto a Serafín Marín hace no tanto tiempo.

Pero ésta es la clase política que tenemos, demagoga, irresponsable, oportunista, que no tiene reparo alguno de aniquilar al amparo de las modas todo lo que convenga a su negociete particular de votos y escaños, porque en eso es en lo que han convertido la política, en vez de ser el instrumento adecuado para crear el marco que garantice la justicia y el bienestar de la sociedad.  Nadie, ni siquiera el senador del PP, hizo una defensa contundente del toro de lidia, mientras que el socialista se movió en la ambigüedad típica de una formación cuyo líder, ahora al frente del Gobierno, irá en contra de la Fiesta sin ningún escrúpulo siempre que sus socios de Gobierno (todos ellos, antitaurinos radicales) se lo exijan a cambio de mantener su culo en la poltrona. Aunque al paso que va, este zascandil llamado Pedro Sánchez hace desaparecer al PSOE antes que la tauromaquia.

Las cookies nos permiten mejorar nuestros servicios. ¿Aceptas el uso que hacemos de las cookies?. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido