Menu

Blog y Reportajes. No pierdas detalles.

Y SIN EMBARGO, SE MUEVEN

Por Paco Aguado/Andrea Grijalva

En apenas dos semanas, nuestros hermanos taurinos de Ecuador, México y Portugal nos acaban de dar una lección de trabajo efectivo en defensa de la fiesta de los toros. Es evidente que ellos sí que se mueven: algo tarde pero con ruido, los mexicanos; en la sombra pero con tremenda rotundidad, los portugueses; y en una inteligente labor de zapa, en tiempos oscuros y desde hace ya unos cuantos años, los ecuatorianos.

Estos últimos son los que ayer mismo movilizaron a miles de personas, de todos los sectores populares y laborales afectados por la suspensión de las corridas y las fiestas quiteñas, mediante una festiva cabalgata por las calles de la capital que sirvió de broche, como un vistoso y llamativo adorno, a todos sus silenciosos desvelos del largo último lustro.

Las reuniones con políticos, incluso del nuevo gobierno, sus contactos como lobby -reducido pero muy activo- con las más distintas instancias sociales, la implicación mediática y hasta una elocuente encuesta encargada recientemente para demostrar que Quito quiere toros, se han ido salteando en un largo proceso tras el que por fin se ve la luz: los responsables del Estado ya se han convencido de la fuerza y la razón del sector al que el corrupto Rafael Correa demonizó en una sucia y torticera venganza personal en forma de engañoso referéndum.

Se han movido, y mucho, en Ecuador. Y ya están empezando a hacerlo también en México, una vez que desde la llegada al poder del revuelto y variopinto partido de AMLO surgen voces desautorizadas pero oficiales, y probablemente también pagadas, que se hacen eco de las delirantes consignas falsas del animalismo más radical y demente.

Después de años de dispersión y pasividad, las gentes del toro mexicanas han dado de una vez el paso adelante y, con esa manifestación multitudinaria hasta el monumento a la Independencia, han enseñado los dientes para decir que están ahí y que no va a ser tan fácil acabar con su medio y su concepto de vida. Porque tienen claro que ya no pueden  quedarse parados.

Y vayan si se mueven también, y no solo desde Protoiro, los concienciados taurinos de Portugal, que han conseguido incluso dividir en la materia al Partido Socialista, una vez que su inculta ministra de Cultura se decidió a discriminar a la tauromaquia de la bajada del IVA de los espectáculos en directo por una cuestión de “civilización”, según dijo la señora.

Pero el caso es que la presión de los taurinos lusos, perfectamente ejercida en los despachos de los partidos, obligó a que la Cámara aprobara, en una sesión específica, la reducción del impuesto al 6% también para las “touradas”. Y votaron a favor no solo los partidos de centro y derecha sino también el Partido Comunista -que, lo que son las cosas, en Portugal es claramente protaurino- y más de la mitad de los parlamentarios socialistas, una vez que estos solicitaron al PSP que les diera libertad de voto para esta materia en concreto.

Esta histórica votación del Parlamento portugués supone, como sucedió en otros casos anteriores, un nuevo y rotundo éxito de los activos e inteligentes taurinos del país vecino, que aún quieren seguir avanzando hasta conseguir incluso la dimisión de esa ministra que los despreció y vejó considerándolos como gentes salvajes e incivilizadas.

Lamentablemente, la noticia de este hecho decisivo no ha tenido la suficiente difusión en España, siquiera en los medios taurinos. No debe haber interesado en tantas redacciones generalistas plagadas de redactores antitaurinos y dominadas por los criterios del lobby animalista. Pero, es más, ese mismo día el corresponsal de TVE en Lisboa llegó a enviar al Telediario de las 3 de la tarde, manejado por los editores colocados por el PSOE, una pieza que incluso sesgaba y manipulaba claramente esa clamorosa realidad portuguesa.

En la televisión “de todos” no solo no se informó de tan sonado acto parlamentario, que quedó absolutamente ignorado en la información, sino que además se le hacía el juego a la fracasada facción antitaurina de los socialistas portugueses que quisieron extender una espesa corrida de humo sobre la votación.

Así que de lo que informó a toda España el obediente corresponsal fue del pretendido proyecto de un parlamentario sociata, sacado urgentemente del cajón, por el que pretende que en las corridas a la portuguesa se coloque sobre el lomo de los toros un velcro similar al utilizado en los paródicos festejos incruentos celebrados en los Estados Unidos…

Mientras tanto, mientras tantos se mueven, aquí preferimos seguir mirándonos en el espejo y especulando sobre el sexo de los ángeles, con una buena y bien estudiada dialéctica, es cierto, pero que, lamentablemente, por falta de decisión, de visión y de auténtica voluntad de trabajo, no suele ir más allá de los estrechos límites de nuestro corralito.

En este letárgico invierno, pocos han querido siquiera difundir los éxitos de nuestros hermanos taurinos de otros países, no sea que alguien se pare a comparar. Y mucho menos esos medios publicistas que están ocupadísmos en averiguar, denodadamente y sin reposo, los “interesantísmos” cambios de apoderamientos e indagar nuevos cotilleos de portería.

Pero qué se puede esperar de quienes hacen entrevistas como ganador de la modalidad de hand bike del maratón de Nueva York a quien no figura ni entre los cuarenta primeros de la clasificación oficial. Sí, esa que usted mismo, igual que pudieron hacer ellos, puede consultar a un golpe de tecla. Claro que eso de contrastar supone un “esfuerzo” que hace tiempo que dejó de ser la norma en los tiempos del corta y pega que ha acabado con el periodismo. También el taurino.

 

Las cookies nos permiten mejorar nuestros servicios. ¿Aceptas el uso que hacemos de las cookies?. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido