Menu

Blog y Reportajes. No pierdas detalles.

Plaza de toros de Aranjuez. La arquitectura de la Ilustración al servicio de la Corte

Por Ana Pedrero
Fotos: José Antonio Pascual

El palacio y los jardines del Real Sitio de Aranjuez son escenario esencial de la Historia de España y del cambio de mentalidad de las gentes. Junto a los muros palaciegos, el pueblo se rebeló y cambió el signo de la monarquía, dando paso a Fernando VII, legitimado por la voluntad popular. A 47 kilómetros de Madrid, la villa mantiene viva la memoria de la revuelta contra Godoy –primer estertor del Antiguo Régimen en el país-, que aún hoy se conmemora con festejos taurinos de por medio, y su nombre resuena para siempre en los acordes eternos del maestro Joaquín Rodrigo. Testigo privilegiado de aquellos hechos fue también su plaza de toros, una de las más antiguas de España, símbolo de la arquitectura de la Ilustración, en cuyos tendidos se daba cita lo más granado de la Corte, pues en Aranjuez siempre se dio la mano la tradición taurina con la monárquica.

Las cookies nos permiten mejorar nuestros servicios. ¿Aceptas el uso que hacemos de las cookies?. Más información. ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido